26 de julio de 2013

20) Los órganos sensoriales






Los sentidos: piel, olfato y gusto

ÓRGANOS SENSORIALES.

En este apartado hablo de los RECEPTORES SENSORIALES  que son estructuras especializadas en captar modalidades de energía.

Pueden ser:

  • CÉLULAS RECEPTORAS AISLADAS: captan determinada forma de energía.
  • CÉLULAS RECEPTORAS MÁS CÉLULAS SECUNDARIAS: captan la  energía positiva de las cosas a través de un órgano complejo.

CLASIFICACIÓN:

A) POR LOCALIZACIÓN DEL ESTÍMULO:
  1. INTEROCEPTORES: el receptor estará situado en el interior del cuerpo y captan estímulos del interior del cuerpo, por ejemplo, concentración de oxígeno.
  2. PROPIOCEPTORES: se encuentran dentro del cuerpo en las articulaciones, músculos, tendones. Sirven para darme cuenta de la posición en el espacio y la posición relativa de cada una de las partes del cuerpo.
  3. EXTEROCEPTORES: receptores que captan estímulos del medio externo.
B) POR EL TIPO DE ENERGÍA CAPTADA:
  1. MECANORRECEPTORES: receptores que captan la energía mecánica del oído como saber el tacto de las cosas.
  2. TERMORRECEPTORES: receptores que sirven para captar energía térmica: los de la piel.
  3. FOTORRECEPTORES: captan la energía luminosa: los ojos.
  4. QUIMIORRECEPTORES: captan reacciones en la energía química: el gusto y el olfato.

CARACTERÍSTICAS

  • ESPECIALIZACIÓN: No nos vale todo para todo. Cada receptor es específico y captan un tipo de energía.
  • EXCITABILIDAD: es la capacidad para transmitir la información recibida por el receptor.
- Umbral mínimo: es la cantidad más pequeña de energía que debe llegar a un receptor para que sea capaz de recibir o transmitir ese estímulo (edad...).
- Umbral máximo: es la cantidad de energía del receptor a partir de la cual la sensación se desorganiza o puede pasar a ser dolorosa.
- Umbral diferencial: es la variación en la cantidad de energía recibida por el receptor necesaria para que se pueda percibir el cambio.

  • ADAPTABILIDAD: es la capacidad de adaptación del cuerpo humano en economizar la energía si un estímulo es constante durante un tiempo determinado consistiendo en la capacidad de un receptor para si un estímulo se mantiene constante aprender a dejar reaccionar ante él.
- FÁSICOS: son aquellos que se adaptan con rapidez rechazando el dolor.
- TÓNICOS: son aquellos que tardan en adaptarse y no llegan a hacerlo produciendo el dolor.

SENSACIÓN

Es un proceso simple y automático basado en recibir un estímulo sensorial y captarle de forma adecuada que depende de aptitudes físicas y del grado de maduración.del organismo.

PERCEPCIÓN:

Es un proceso activo y complejo basado en la interpretación y organización de la información sensorial en el cual la persona interviene y puede cambiar o seleccionar los estímulos. No depende solo de aptitudes y maduración, sino también de aprendizaje y experiencia. Constituye un punto de vista del individuo respecto a la realidad y el comportamiento se basa en la percepción de la realidad. Consiste en interpretar y dar sentido a esa formación.

ESTÍMULO                   SELECCIÓN                 ORGANIZACIÓN          RESPUESTA                       
                                                               INTERNA






TIMBRE       analizas la situación                                  APAGAS

                                                                                      
                                                                                     TE LEVANTAS


Hay dos modos o formas de captar la información.
a) Transcripción: los receptores captan información enviándola al cerebro (impulso nervioso).
b) Trasducción: los receptores captan distintas formas de energía transformándola en energía electrica.

Por otro lado menciono que la percepción tiene una serie de factores:

  • Factores externos: se tiene en cuenta el grado de complejidad del estímulo porque ante estímulos complejos hay algunos que no llegarán a comprenderse o a no darse nunca. Influyen las características estructurales como son la claridad, tamaño, etc. Y la familiaridad, es decir, seleccionamos forma o estructura que podamos relacionar con algo.
  • Factores internos: tenemos en cuenta los estados del organismo como son las necesidades, expectativas, motivación, intereses, etc; el grado de maduración biológica, es decir, si nuestro sistema nervioso no está maduro lo que podamos percibir va a ser mucho menos y nuestro desarrollo cognitivo.
Si el niño/a ha sido poco estimulado y tiene poca experiencia su desarrollo sensorial será incompleto por lo que su sistema nervioso no procesará los estímulos ni los percibirá de forma adecuada. Y también hay que tener en cuenta la convencionalidad de estímulos, es decir, elegir cosas abstractas ya que la percepción de los niños va a ser muy poca.

LEYES DE LA PERCEPCIÓN

1) LEY DEL AGRUPAMIENTO: proximidad y semejanza. Esta ley dice que tendemos a agrupar las cosas si son de parecido tamaño, color...Nuestra percepción está condicionada porque vemos las cosas iguales.


2) LEY DE LA CONTINUIDAD: nuestra mente tiende a ver las cosas de la forma sencilla y simple posible.








3) LEY DE CLAUSULA O CIERRE: nuestro cerebro tiende a completar las figuras que no vemos completas mediante la lógica.




4) LEY DEL CONTRASTE-FONDO. Ante un mismo estímulo podemos percibir cosas distintas. A lo que damos más importancia es la figura y los otros estímulos son el fondo.



5) LEY DE LA CONSTANCIA PERCEPTIVA: Una vez que nuestro cerebro ha asimilado    la    información  tendemos a asimilarla de distinta manera sin cambiarla aunque   eso cambie.   
A   B     C 
12   13   14                                                                                                                                                                                                     

6) LEY DE LA FLEXIBILIDAD: Ante el mismo estímulo podemos percibirlo de manera distinta según las circunstancias o teniendo en cuenta el contexto.



21 de julio de 2013

19) El sistema nervioso

ASPECTOS DEL SISTEMA NERVIOSO




"Sistema nervioso del ser humano"
EL SISTEMA NERVIOSO.
Los órganos de los sentidos, no funcionarían sin estar conectados al sistema nervioso. El sistema nervioso tiene tres funciones básicas con relación a los sentidos: siente los estímulos, tanto en el exterior del cuerpo como en el interior. Analiza esta información, almacenándola e interpretándola, y por último toma la decisión de la conducta a seguir y la realiza. El sistema nervioso además es el soporte de la inteligencia, las emociones y sentimientos, la memoria y la voluntad.

Con la edad se producen cambios.
  1. La sensibilidad general, lo mismo que la velocidad de reacción disminuyen por lo cual las personas mayores están más expuestos a sufrir accidentes.
  2. Se produce un enlentecimiento generalizado del movimiento y puede aparecer un ligero temblor.
  3. Se producen alteraciones en las características del sueño: no se duerme tanto y se cambian las fases del sueño.
  4. La velocidad para procesar informaciones nuevas se hace más lenta y también disminuye el grado de atención.
  5. No se puede afirmar rotundamente que el olvido sea consecuencia inevitable de la edad. Tan solo se ven afectadas algún tipo de memoria que requiere una atención mantenida, informaciones poco significativas o motivantes o tienen un gran componente perceptivo.
  6. Hay funciones intelectuales que mejoran con la edad.
  7. Las emociones se experimentan con igual intensidad que los jóvenes.
  8. Hay mayor complejidad y riqueza emocional. Es probable que se incremente el manejo adecuado de los afectos y se produzca una mayor madurez afectiva.
ES ACONSEJABLE:
  • Mantener la actividad intelectual.
  • Promover actividades que contribuyen a la preservación de la memoria y los recuerdos.
  • Mantener las redes sociales e incrementarlas. Participar en actividades que fomenten la utilidad de las personas mayores. Cultivar las aficiones, la formación y la conversación. Seguir interesándose por el mundo.
  • Planificar el tiempo.
  • Aceptar la vejez como una etapa positiva, reconocer la experiencia y sabiduría como valores. Aceptar los propios límites.
  • Evitar situaciones conflictivas, tensiones y disgustos. No tomar decisiones y realizar conductas en contra de la voluntad propia.
  • Tener pensadas alternativas, para cuando se puedan producir dependencias.

15 de julio de 2013

18) El tacto




      
EL TACTO. 

Se halla principalmente en la piel. Permite percibir cualidades de las cosas y características como la presión, temperatura, aspereza, suavidad, textura, dureza, a través de áreas del cuerpo más sensibles como labios, yemas de los dedos, palma de la mano y resto de la piel del cuerpo.

Con la edad se producen cambios:

La piel envejece a medida que avanza la edad, perdiendo su humedad y disminuyendo su elasticidad, lo que hace más lento su proceso de renovación. 
A nivel sensorial los cambios, afectan a la percepción de las sensaciones y el dolor. Es posible que no se produzca una respuesta automática a algunas sensaciones (temperatura, picor...), y que algunas enfermedades, no se manifiesten con los mismos síntomas dolorosos que en personas más jóvenes.
La velocidad de reacción disminuye, por lo que las personas mayores pueden estar más expuestos a sufrir accidentes como quemaduras, lesiones con objetos como punzantes, laceraciones, etc.



 CUIDADOS EN LA PIEL
  • El lavado frecuente de las manos constituye una clara medida preventiva de transmisión de enfermedades. Llevar las manos siempre limpias, lavándolas con agua y jabón, y secarlas bien, sobre todo, entre los dedos.
  • Lavarse las manos siempre, después de ir al cuarto de baño.
  • Cepillar las uñas y cortarlas en curva. Es aconsejable limpiarlas.
  • Aplicar crema hidratante, para mantener la elasticidad de la piel.
  • Reducir el tiempo de exposición al sol de forma directa si no se lleva protección.
  • Acudir al profesional sanitario en caso de que aparezcan ronchas, granos, manchas u otros cambios anormales.
En otro apartado comentaré más específicamente de las alteraciones de la piel pero en este aspecto comentar que si se produce una alteración en la sensibilidad es necesario valorarlo porque la hipersensibilidad táctil o la hiposensibilidad es muy incómodo y es necesario trabajarlo.









                         
                                                                            







7 de julio de 2013

17) Gusto y olfato

EL GUSTO Y EL OLFATO.


El gusto es el sentido que nos permite diferenciar y saborear los distintos sabores cuando nos alimentamos y poder disfrutar de la alimentación de forma placentera. En este apartado comienzo por unos vídeos del gusto y del olfato para luego hablar de los dos porque suelen estar muy relacionados ya que para saber si una comida está buena necesitamos olerla, y para ello tenemos el sentido del olfato. 

Los sentidos del gusto y el olfato interactuan estrechamente para ayudar a los seres vivos a sobrevivir. Gracias a estos sentidos, es posible clasificar sustancias como comestibles o no. Un alimento en malas condiciones emite olores (sustancias químicas) que tenemos la capacidad de detectar y sabemos que nos pueden dañar, por lo cual, evitamos comerlo.

EL SENTIDO DEL GUSTO.
 Es el sentido que nos permite saborear. En forma  estricta está localizado en la boca, concretamente en la  lengua. Considerado de forma aislada, el sentido del  gusto sólo percibe cuatro sabores básicos: dulce, salado, ácido y amargo. Sin embargo, el ser humano es capaz de percibir un abánico muy amplio de sabores, como respuesta a la combinación sólo de algunos estímulos, entre ellos gusto, olor, textura y temperatura. El sentido del gusto se puede educar y potenciar y se relaciona con el olfato, la vista y el tacto.


 EL SENTIDO DEL OLFATO.
 Es el sentido que nos permite oler. Este sentido  comienza en los receptores nerviosos situados en la  parte alta del interior de la nariz. Ésta tiene varias  funciones primordiales: por una parte, es el órgano del  sentido del olfato, el hombre es capaz de diferenciar  entre dos mil y cuatro mil olores. Además, forma parte   de las vías respiratorias filtrando, calentando,    humedeciendo el aire que entra en nuestros pulmones  y expulsando materiales extraños recogidos por el  aire.   Con el olfato se perciben aromas y sustancias  que nos recuerdan o relacionan con imágenes,  sonidos, personas y situaciones del pasado.
A pesar de su sensibilidad (se captan muchísimos olores) el olfato es quizás el sentido que se adapta con mayor rapidez al medio. Hasta los olores más desagradables dejan de ser desapercibidos después de unos minutos. El sentido del olfato es una llave para nuestra seguridad, nos avisa cuando hay algún tipo de fuga, algún derramamiento, incendio, cuando el alimento está en malas condiciones, etc. El padecer pérdida en el sentido del olfato, puede además ser señal de otras serias condiciones de salud.

CON LA EDAD SE PRODUCEN CAMBIOS:

"Funcionamiento del gusto humano"
  • Disminuyen y se atrofian las papilas gustativas de la lengua y el nervio olfativo de la nariz.
  • Se reduce la capacidad para percibir los diferentes olores y sabores: ácidos, salados, dulces y amargos.
  • La producción de saliva es menor y se puede tener sensación de boca seca, problemas al tragar los alimentos masticados, problemas en la digestión o mal aliento (halitosis).
  • Se produce una pérdida de movilidad de lengua y labios y como consecuencia, dificultad para hablar, especialmente para pronunciar algunas letras o palabras. 
  • Los dientes se vuelven más frágiles, con deterioro de la raíz del diente y sequedad de las encías, con presencia de caries, inflamación o sangrado.
CUIDADOS DE LA BOCA:

  1. Realizar su limpieza después de cada comida y siempre que sea necesario, con cepillos suaves y pasta dental con flúor.
  2. Mezclar en un vaso antiséptico bucal y agua, a partes iguales, y enjuagarse la cavidad bucal. 
  3. Si las encías están muy sensibles, utilizar pasta especial desensibilizante, o limpiar con una gasa sobre la lengua de un lado a otro, para no provocar naúseas, el paladar, los laterales de la boca y encías.
  4. La prótesis dental, retirarla durante el sueño y limpiarla con agua y solución antiséptica, tantas veces como sea necesario. 
  5. Es importante mantener en buen estado la dentadura (limpia y bien ajustada), nos ayudará a una correcta masticación y digestión de los alimentos. 
  6. Es aconsejable revisar al menos una vez al año la boca y la dentadura, ya que puede afectar a la forma de alimentarnos.
  7. Hidratar los labios con vaselina o cacao.
  8. Restringir el consumo de café, refrescos con cafeína y bebidas alcohólicas, pues provoca la disminución de la producción de saliva.
  9. No fumar, el tabaco disminuye la sensibilidad a los sabores.
  10. Beber frecuentemente pequeños sorbos de agua a lo largo del día o incluso masticar pequeños trozos de hielo.
  11. Masticar chicle, aumenta la salivación, preferentemente sin azúcar.
  12. Consumir alimentos que fortalecen el sistema inmunológico, ricos en:

  • Potasio (vegetales de hoja verde y fruta).
  • Magnesio (cacao, avena, maíz, almendras, nueces, cacahuetes, mariscos, vegetales de hoja verde).
  • Calcio (leche y derivados, sardinas, vegetales de hoja verde y perejil).
  • Vitamina A (higado, pescado graso, yema de huevo, leche, queso, mantequilla, zanahoria, espinaca, brócoli, pera, naranja, col de bruselas, mango, melocotón y manzana).
  • Vitamina C (naranja, fresa, limón, col de bruselas, coliflor, grosellas, kiwi, melón y tomate).
  • Vitamina D (aceite de hígado de pescado, sardina, salmón, atún, hígado,  leche, mantequilla y yema de huevo).
  • Vitamina E (aguacate,  brócoli, ciruela, espinaca, espárrago, plátano y zanahoria).

"Funcionamiento de la nariz y olfato humanos"

CUIDADOS DE LA NARIZ.
  1. Mantener siempre sin mocos las fosas nasales. Se puede emplear suero fisiológico o agua  para deshacer la mucosidad sólida.
  2. Es conveniente taparse bien la nariz al toser y al estornudar para evitar contagios.
  3. Sonar la nariz de forma habitual, sin excesiva fuerza y utilizando pañuelos desechables, lavándose después bien las manos.
  4. Cortar el vello que crece en las fosas nasales.
  5. Evitar los ambientes cargados (evite el tabaco) y los cambios bruscos de temperatura. Proteger la boca y nariz del frío.
  6. Mantener las vías respiratorias húmedas bebiendo líquidos, humidificando el ambiente y realizando inhalaciones  de vapor.
  7. Ante los cambios del gusto y olfato, revisar la caducidad de los alimentos para prevenir intoxicaciones y envenenamientos.
  8. No inhalar solventes, ni químicos.
  9. Procurar no golpearse la nariz, pueden presentarse hemorragias o daños severos.

SI LE SANGRA LA NARIZ:

  • El sangrado produce nerviosismo. Debe intentar relajarse y calmarse. Respirar pausadamente por la boca.
  • Sentarse e inclinar el cuerpo y la cabeza ligeramente hacía delante, para evitar que la sangre se acumule en la garganta y le provoque náuseas, vómitos y diarreas. No tumbarse horizontalmente ni poner la cabeza entre las piernas.
  • Usar pañuelos de papel o toallitas húmedas para detener la sangre.
  • Apretar con el dedo pulgar e índice las dos partes blandas de la nariz contra el caballete duro que forma parte del puente de la nariz, durante más  de cinco minutos.
  • Si sigue sangrando, se debe proseguir apretando durante diez minutos más.
  • Una vez que se ha conseguido parar la hemorragia no hay que inclinarse, no hacer esfuerzos, no sonarse ni hurgar en la nariz durante unas horas.
Se debe acudir al profesional sanitario o una sala de urgencias: Si no logra parar la hemorragia, si se repite de forma frecuente, si sale mucha cantidad de sangre o si se hubiera producido tras un golpe o caída.








4 de julio de 2013

16) El sentido del oído

EL SENTIDO DEL OÍDO.
     

Como introducción os pongo un vídeo para visualizar que es este sentido y como funciona.



El oído es el sentido que nos permite percibir los sonidos de forma natural. Es interesante tener un cuidado de ellos para que no se nos produzcan infecciones. En cuanto tenemos una alteración en el oído, ya sea externo, medio o interno entonces ya no escuchamos bien, y no discriminamos bien las conversaciones por lo que al costarnos, ya que nos requiere que hagamos más esfuerzo y gastemos más energía para comprender además de usar mucho la vista porque necesitamos ver para comprender entonces podemos empezar a aislarnos de la sociedad y eso no es nada bueno. Lo que debemos hacer, según los  casos, es intentar buscar estrategias que nos faciliten la comunicación y sobre todo sensibilizar a la sociedad de los trastornos auditivos y hacerles conscientes de nuestras dificultades. Por otro lado, además de la pérdida auditiva ,  encontramos  algunas disfunciones como la fibromialgia, el síndrome de Williams, el autismo, el síndrome de asperger y muchas enfermedades que podemos encontrar y no conocemos, presentan la hipersensibilidad a los ruidos ambientales o HIPERACUSIA. Es un trastorno muy complicado de manejar porque de repente los oídos pasan de oír normal a escuchar de forma amplificada los sonidos  y entonces produce una molestia y en ocasiones dolor ante ellos. Es necesario intentar que se comprenda aunque sea muy difícil imaginarse estas situaciones dolorosas porque lo que para una persona no es sonido ni ruido pues para la otra persona son sonidos muy molestos.


El oído es el sentido corporal que hace posible la audición. Además los oídos tienen la importante función de mantener el equilibrio. OÍR, consiste en percibir e interpretar los sonidos. Este sentido es importante, porque permite la comunicación entre las personas, captar, disfrutar y reproducir música, los sonidos de la naturaleza y el ambiente, y percibir las señales sonoras de peligro. Se puede educar y también puede llegar a estropearse o perderse. 
El oído tiene una parte externa visible, centrada en la oreja (pabellón auricular) y en el conducto auditivo externo (conducto dentro de la oreja), que es donde se capta y trasladada el sonido y que termina en el tímpano. Y una parte interna (oído medio e interno), que es donde realmente se percibe el sonido. 

Con la edad se producen cambios:


  • CAMBIOS FÍSICOS, en cualquiera de las partes del oído, que afectan a la capacidad de la audición. Las estructuras auditivas se deterioran progresivamente.
  • En la parte externa del oído, se puede producir, una mayor sequedad y fragilidad en la piel que recubre la oreja; se produce un cerumen más seco, que facilita la obstrucción del conducto auditivo externo, y que puede llegar a formar molestos tapones. Por otro lado, el tímpano, con frecuencia se hace más grueso. 
  • En el oído medio e interno, puede producirse una pérdida progresiva de la audición, que se acompaña de disminución en la percepción de los tonos altos. Un poco de pérdida auditiva es casi inevitable, relacionada con la edad. Por otro lado se deterioran las estructuras que permiten el equilibrio y por ello, mantener el equilibrio es cada vez más costoso. 



CUIDADOS DE LOS OÍDOS.


  1. Limpiar la oreja con agua y jabón, con un paño, gasa o algodón suave, intentando que el jabón no entre dentro del oído, puesto que puede producir irritación y picor. Puede colocar la cabeza de lado para que no le entre agua. Secar bien con suavidad. 
  2. Procurar no usar bastoncillos, pueden dañar el oído interno, y se forman tapones con más facilidad.
  3. No someter los oídos a un ruido intenso, aparatos a gran volumen, los cascos con el volumen muy alto, etc ya que pueden dañar los tímpanos. 
  4. Si es portador de audífono, retírelo durante la noche y limpie los restos de cerumen.
  5. Si practica la natación procure que el gorro le cubra los oídos, o utilice tapones especiales de silicona para evitar que le entre agua.

SI SU AUDICIÓN DISMINUYE:

  • Recomiende que no le griten. A veces se piensa que se debe hablar alto para que nos oiga mejor ya que oye poco, pero no es así, es mejor hablar en tono suave, vocalizando de forma clara y despacio.
  • Sitúese a una altura apropiada para hablar con otras personas. 
  • Pida que le vocalicen bien las palabras, utilizando un tono de voz normal.
  • Si no entiende bien una frase, pida que se la repitan usando palabras diferentes.
  • Los ruidos excesivos o ambientales, pueden interferir en la capacidad de audición.
  • Son muy importantes las expresiones no verbales y el contacto físico.

SI SU AUDICIÓN AUMENTA O ES HIPERSENSIBLE:
  • Evitar los ruidos fuertes y cuando se esté expuesto a ellos si notamos  que estamos muy cansados es mejor salirnos del lugar donde estamos para evitar la sobrecarga sensorial y desconectar los sistemas sensoriales.
  • Intentar protegernos de los sonidos fuertes con tapones o cascos de ruido ambiental.
  • Pedir a las personas que hablan con los que padecemos este trastorno  que lo hagan de uno en uno porque si no, no va a comprender nada debido a que los sonidos se mezclan y no se consigue discriminar bien los fonemas.











66.Nacimiento de una nueva personalidad de mi sonido y presión.

¿CÓMO ES MI SONIDO JUNTO CON SU PRESIÓN? Mi sonido, es un guía y maestro,  quiere enseñarme  a manejar su sensibilidad. Le encantan ...