22 de marzo de 2016

62. Relación de la atención con el acufeno o sonido interno en el oído.


MARTES 22 DE MARZO DEL 2016.
La atención es un proceso psicológico que afecta a muchas enfermedades, entre ellos a quienes escuchamos un sonido constante día y noche. A continuación os aporto mi experiencia y lo que he descubierto después de comenzar a observarlo. Espero que a muchas personas os sirva.

¿Qué ocurre con la atención cuando hay un sonido en el cerebro y el oído lo escucha constantemente?
Cuando hay un sonido constante que mi cerebro percibe como algo importante entonces lo que hago es focalizar la atención solo en ese sonido interno dejando de prestar atención a lo que sucede en mi entorno. Eso conlleva que mi cerebro se obsesione dejándome llevar por las reacciones emocionales que mi sonido me produce. Entonces dejo de estar presente abandonando e impidiendo que mi cerebro procese la menos información posible. Esta situación hace que aparezca mi ansiedad y frustración e incluso hiperactivación neuronal provocando la evitación y huida de las situaciones diarias.

¿QUÉ PUEDO HACER PARA MEJORAR LA ATENCIÓN?

1) Enseño  a mi cerebro a que deje de focalizar esa atención al sonido interno haciéndome consciente de que mi sonido existe sin obsesionarme por él.

2) Focalizo mi atención hacía la actividad que estoy haciendo o haga, por ejemplo, leer, planificar, procesar información, hablar con una persona, meditar, hacer ejercicio físico, y otras actividades que vayan saliendo en el día dejando que mi sonido suene estando presente.

3) Me centro en la actividad ya sea cognitiva u otra haciendo que yo estoy mejor en mis situaciones de mi vida diaria. 
 A continuación os menciono una observación de la atención en algunas actividades. Cada persona lo puede adaptar según su vida.

  • Lectura y escritura: cuando realizo estas tareas me empiezo a concentrar en ello. Al poco tiempo mi cerebro se focaliza más en mi sonido y eso impide que yo procese. Es necesario cambiar para mejorar esa atención. Centrarme metiéndome más en la lectura dejando que mi sonido esté aceptándole.
  • Planificación y organización: al necesitar usar más mi pensamiento y una atención más sostenida el cerebro se dispersa. Me concentro lo menos posible y muchas veces lo evito. ¿Qué puedo hacer? Mejoro mi concentración sabiendo que hago en cada momento me ayuda a organizarme el día a día.
  • Atención prolongada en una tarea: leo un libro y acabo. Esto me ayuda a saber distinguir cuando hago algo y no dejarlo sin terminar porque mi atención se disperse. 
  • Vídeos: verlos completos mejora mi escucha destacando la información que es importante o no con la finalidad de desarrollar el procesamiento de  la información.
  • Ejercicios cognitivos: de memoria, atención, etc. Siendo persistente y paciente logro enseñar a mi cerebro a que piense de forma diferente encontrando nuevas estrategias. 
  • Habilidades sociales: aunque en entornos ruidosos mi acufeno se desenmascara con el sonido ambiental siento mi presión. Es necesario que la acepte sin enfadarme con ella para mejorar sintiéndome mejor en mis relaciones. Cuando hable con una persona, ya sea niño, niña o adulto quiero sentir mi presión  sin apegarme a ella prestando atención con la escucha metiéndome en el contenido de lo que se dice. En reuniones grandes: fiestas, claustros, etc. salgo más de mí para poder comprender mejor. Si en algún momento no lo comprendo decirme que no pasa nada, y al final de ella pregunto a los compañeros para que  también se sensibilicen con estos trastornos. Con los niños: como sé que  mi atención es corta lo acepto. La prioridad es satisfacer las necesidades de los niños. Dejo  de  frustrarme cuando vayan  todos a  la vez y decirles "espera el turno" asumiendo que yo voy a otro ritmo.
  • Meditaciones: Acepto  y afronto que mi silencio real ya no está es ideal para mejorar cuando medito. Meterme más dentro de ellas enseñando a mi cerebro a verlo de forma natural al acufeno y mi presión junto con la cabeza pesada (a veces) hará que mi atención mejore concentrándome más.
4) Empiezo a ver las dificultades desde la realidad y no desde mi mente, me ayuda a ver que hay otras personas en el mundo y somos muchos con este padecimiento de escuchar un sonido en el cerebro que padecen similares dificultades de atención. A cada uno le afecta de distinta forma. Mi mente muchas veces miente diciéndome que "solo me pasa a mí" y no es así.

5) Cuando mi atención se dispersa mi concentración disminuye produciéndose un desequilibrio emocional y mental.

6) Llego a un equilibrio de la atención y la concentración haciendo que mejore mis actividades cognitivas permitiendo que me relacione mejor con las personas saliendo de mí misma.

7) Conecto mejor con ellas siendo más empática poniéndome en su lugar. Puedo llegar mejor a darme cuenta cómo se sienten otras personas a través de su expresión.

8) Yo me siento más calmada y tranquila relacionándome con la gente.

9) Mejoro mi atención conllevando que en  entornos ruidosos: trabajo, cursos, jornadas, etc me sienta más relajada, lo que permite que mi comprensión y  procesamiento de la información me llegue mucho mejor a mi cerebro aceptando lo que me sucede abrazando esas dificultades con compasión y teniendo empatia con ellas para entenderlas mucho mejor.
  
10) Logro una mejor búsqueda de soluciones y alternativas de cambio mental con la finalidad de satisfacer esas necesidades.

11) Veo a estas dificultades desde la realidad me dará seguridad, confianza, calma, felicidad.

12) En muchas ocasiones mi acufeno no es el que me perturba, sino sus reacciones emocionales, como la mente crea pensamientos y creencias que son mentira.

13) Afronto estas creencias viéndolas con naturalidad y les recibo con cariño.  Es importante para que mi atención mejore. Dejo de rechazarlas ya que mi cuerpo lo nota. Doy la bienvenida sintiéndolas con plenitud.

14) Cuanto más tranquila estoy, logro  gestionar mi ansiedad y el estrés que produce tener un sonido en mi cerebro.

15) Logro mejorar mi atención y concentración a mis actividades diarias: cognitivas, relaciones sociales, meditaciones, tareas del hogar.

16) Disfruto más de este tipo de actividades buscando el placer y el gusto por ellas haciéndolo como si fuera la primera vez sin forzar el proceso ni juzgar.

SALUDOS Y QUE  SIRVA PARA APRENDER. SE PUEDE CONSEGUIR QUE LAS TAREAS COGNITIVAS SEAN UN PLACER. A POR ELLO.






67.Frases para introducir emociones positivas.

 La vida es para disfrutarla sin estrés. La calma hace que muchas situaciones se lleven mejor y los estímulos entran mucho me...